Las influencias de un artista

Por: Alex Haro

¿Quién te ha influenciado? ¡Wow! Qué pregunta tan compleja que, con total seguridad, todos los artistas tenemos diferentes procesos de pensamiento al recibirla, pues ofrece una multiplicidad de posibles respuestas tan impresionantes como variadas.

Las ocasiones en que me he enfrentado a esta pregunta, mi cerebro se divide en dos opciones. En primer lugar, la respuesta sencilla y obligada está, siempre, al alcance de mi mano, en primera línea dentro de mi mente. Entonces, me dedico a recitar todos los escritores que han influenciado en la mayoría de mis decisiones como artista, y seguramente como lector, también. Me refiero a Stephen King, Mary Shelley, Poe, Lovecraft, Amparo Dávila, Chéjov, Juan Rulfo, Fernando Del Paso, Horacio Quiroga, entre otros. Ojo, no quiero decir que yo me parezca a ellos, o que mis textos tengan esa calidad. No, no soy tan atrevido. Pero sin duda alguna son de los autores de los que más he aprendido dentro del oficio.

Sin embargo, la otra mitad de mi mente comienza a divagar (qué raro) pensando en los otros artistas de las diferentes disciplinas que han tocado mi alma a un grado tan alto que pretendo incorporarlos en mis obras. Por ejemplo, en términos de música es fundamental el impacto que bandas como Led Zeppelin o Queen tuvieron en mí. Y, si hablamos de otras áreas, como la pintura, no puedo negar lo importante que resultó para mi crecimiento artístico, y humano, conocer las obras de Gustave Doré, sobre todo las enfocadas en la Divina Comedia:

Sin embargo, esa parte de mi cerebro, mucho más juguetona, no se queda ahí. Porque, considero, a los artistas nos influencia e impacta todo aquello con lo que convivamos que valga la “suficiente” pena como para incorporarlo en nuestra esencia. Por lo tanto, yo como creador no sería nada sin la gastronomía mexicana: los tacos de la esquina que como siempre que puedo, las enchiladas de mi madre que son lo más cercano al cielo en esta tierra, el pozole del pueblo de mi abuela y por el cual estoy dispuesto a sufrir indigestión o agruras, etcétera.

Pero, insisto, las influencias no se detienen en ese punto. También me impactan y repercuten en mis creaciones las pláticas en el transporte público que he escuchado durante tantos años, los graffitis y arte urbano que “colorea” la ciudad, la corrupción y los miles de problemas que aquejan a mi país, y que de vez en cuando trato de reflejar en mis escritos.

Básicamente, a lo que quiero llegar con esta breve reflexión, es el impacto que pueden tener todas las personas y cosas que se encuentren en el camino de un artista. Más que un pequeño cúmulo de perspectivas distintas, somos un interesante caleidoscopio del cual hasta el más mínimo detalle o el color más opaco significan y aportan para completarlo.

Qué pregunta tan compleja, qué reflexión tan profunda y aterradora, pero qué posibilidades de respuestas tan maravillosas y deliciosas. Que el arte persista hasta que genere más obras.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: