Llega octubre, llega Don Juan Tenorio

Por: Diana Hernández

La historia de Don Juan Tenorio escrita por el dramaturgo español José Zorrilla es, tanto en España como en México, una puesta en escena tradicional del mes de octubre, puesto que distintas compañías a lo largo y ancho del país se encargan de representar esta obra en los días cercanos al 31 de octubre.

Todo inicia con la apuesta de dos hombres: Don Juan y Don Luis que, después de trabajar por un año para enriquecer su mala reputación, se reúnen con la intención de alardear sobre sus logros más ruines. Al calor de la velada Don Juan asegura que no sólo deshonrará a una novicia, sino que, además hará caer a Doña Ana, prometida de Don Luis.

Como es de esperar Don Juan logrará sus cometidos, pero en el camino se enfrentará a una fuerza a la que nunca había conocido, el amor verdadero. Este amor lo llevará a cometer actos tan ruines que deberá escapar de la ciudad para librarse de las consecuencias.

Años más tarde retornará a Sevilla para visitar el cementerio donde yacen los restos de sus conocidos y entre ellos su verdadero amor; Doña Inés, quién murió de tristeza ante la huida de Don Juan.

En este cementerio el hombre se enfrentará a su peor temor, el pago divino por sus actos en vida que lo llevarán a la condena eterna.

Seré sincera, nunca estuve de acuerdo con el hecho de que Don Juan saliera impune por medio del arrepentimiento final y claro, del inmenso amor que Doña Inés le tuvo, pero afortunadamente el susto de muerte que experimenta Don Juan en el cementerio y que lo lleva a pedir perdón a los cuatro vientos, es una de las escenas que en lo personal me resulta muy satisfactoria, puesto que al fin podemos ver a este personaje totalmente vulnerable sin poder ser dueño de la situación.

La visita de Don Juan al cementerio ocurre en la noche de todos los santos, durante la cual, la presencia de las ánimas del más allá se vuelve tan fuerte, que nuestro personaje principal tiene que enfrentarse a ellas. Es justo esta escena la que ha mantenido la tradición de encarar cada año a Don Juan con su destino, siempre en estas fechas en donde el misticismo forma una relación cercana con la muerte. 

La obra de Zorrilla gira en torno a la ya conocida figura del Don Juan, un personaje rebelde y perverso que representa la libertad individual frente a las leyes sociales, vaya, el típico hombre que, aun obrando mal, se sale con la suya sin consecuencia alguna. En contraparte a Don Juan se sitúa Doña Inés, una mujer tierna y bondadosa que representa en su papel la fe en la salvación del ser humano, el amor verdadero que encarna Doña Inés es tan poderoso que puede actuar como intermediario entre la condena y la libertad.

Si quieres revivir esta historia aún estás a tiempo de adquirir tus entradas para la tradicional representación de Don Juan Tenorio de la compañía toluqueña O de Madera este 25, 26 y 27 de octubre en el Teatro Universitario de los Jaguares.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: